Volver
El Día de Streamside
Título original: Streamside Day
2003
Película de 16 mm transferido a DVD (color, sonido) y árbol natural
Medidas: 26' Dimensiones variables
Referencia: ACF0915
Edición: 1/6
Imprimir ficha Imprimir ficha Añadir a Mi Colección Añadir a Mi Colección

En un bosque cercano al río Hudson, en el estado de Nueva York, se acaba de construir una zona residencial. Los nuevos habitantes han sido invitados a una fiesta en la que se celebra el nacimiento de su comunidad. El proyecto es del artista Pierre Huyghe, que inventa una tradición para esta nueva población llamada Streamside Knolls marcando la fecha del 11 de octubre en el calendario para convertirla en algo memorable. Su propósito es crear una nueva realidad que pueda ser repetida siempre y cumplir así su deseo de conseguir una forma de arte capaz de modificar el espacio público en vez de ocuparlo sólo temporalmente. La plantación de un árbol marcaba el inicio de la fiesta, en la que los niños llevaban disfraces de animales. El artista diseñó y orquestó en su totalidad el programa del evento, que incluía discursos de las autoridades, barbacoa, música y un desfile en el que participaron representantes de los cuerpos de policía, ambulancias y bomberos y de todos los estamentos de la población. La filmación de ese acontecimiento fue la base de la videoinstalación que se muestra en esta exposición. Después de unas escenas iniciales que recrean el bosque de Bambi como idea de un paraíso edénico, la proyección continúa con el traslado de una joven familia a su nuevo hogar y sugiere de este modo la extrañeza que toda mudanza implica. A esta pequeña fábula, filmada en 35 milímetros, le sigue el capítulo que documenta en vídeo la celebración del primer aniversario de la comunidad. La proyección de la película va acompañada del calendario, de un árbol que representa el que fue plantado durante la celebración y del dibujo mural del diseño realizado por el arquitecto François Roche para el nuevo centro cultural de la comunidad que no ha llegado a materializarse. Todo el proyecto transmite una sensación de artificialidad, empezando por la propia comunidad que surge ex novo en un lugar extraído de la naturaleza y hasta la propia celebración inventada por Huyghe. El artista concibió el evento tomando como referencia tanto el mito arcádico como el cuento de Bambi, sin olvidar ficciones como la ciudad llamada Celebration que promovió la compañía Disney en Florida. La ficción aspira a convertirse en realidad, y Huyghe lo consigue estrechando los lazos entre los nuevos habitantes con una celebración que les identifique como comunidad, en este caso por su vinculación con la naturaleza, y les transmita un valor para compartir.

Obras que te pueden interesar Obras que te pueden interesar