Volver
Disecada. La vida de las bestias
Título original: Disecada. La vie des bêtes
1999
Acrílico sobre lana
Medidas: 301 x 250 cm
Referencia: ACF0738
Imprimir ficha Imprimir ficha Añadir a Mi Colección Añadir a Mi Colección

«Desde que en 1990 irrumpe el fotomontaje como prolongación de la obra pictórica de Jorge Galindo, no ha dejado nunca de estar presente tanto en su creación como en sus exposiciones, siempre actuando de contrapunto de las inmensas pinturas y marcando pautas de lectura de los propios cuadros», escribe Rafael Doctor en el catálogo de la primera muestra del artista dedicada exclusivamente a esta técnica, de la que había mostrado algunos ejemplos parecidos dos años antes, en 1995. Las imágenes construidas por el pintor mezclaban fragmentos corporales humanos, trozos de animales, alimentos y objetos, en una representación de lo humano en la que la sexualidad directa y el entorno consumista y espectacular definían la personalidad de sus protagonistas. Ingrediente dominante de estas imágenes eran los ojos, generalmente agrupados en racimos, que parecían contemplar al espectador como un extraño monstruo-voyeur surgido de la superficie fotografiada. Dos años después, en 1999, Galindo regresó a los grandes formatos habituales en su pintura, aplicando la fórmula del fotocollage para la obtención de la imagen principal del cuadro, constituida en este caso por retratos elaborados de perros de compañía o de pájaros domésticos, extraídos de fotografías, brutalmente ayuntados con trozos de cuerpos de mujer y miembros sexuales masculinos procedentes de revistas pornográficas. El soporte -telas aterciopeladas y acolchadas que evocan las batas de boatiné de las «amas de casa»-, la factura preciosista de los retratos y la energía gestual, convertida casi en una secreción de chorros de pintura lanzados sobre la superficie pintada, convierten estas obras en las más directamente provocadoras e intensamente sarcásticas del artista. Él mismo las ha bautizado con el calificativo de «pintura animal». «Visto como un cuerpo en continuo trabajo, sus imágenes se complacen en explorar el terreno de la representación, abiertas a una multiplicidad de lecturas y fantasías que trascienden la retórica crítica de la cual surgen, reiterando de nuevo el exceso que empuja al deseo y la representación».

Otras obras del artista en la Colección Otras obras del artista en la Colección

  • Cigurí verde, 1993 / 1993

  • Pintura Bizarre n.º 3 / 1995

  • Botella encendida / 1997

  • El rey ornamental / 2003

Obras que te pueden interesar Obras que te pueden interesar