Volver
Aisladas y alargadas sobre verde
Título original: Isolated and Elongated on Green
1996
Óleo y acrílico sobre tela
Medidas: 183 x 274 cm
Referencia: ACF0646
Imprimir ficha Imprimir ficha Añadir a Mi Colección Añadir a Mi Colección

Isolated and Elongated on Green pertenece a un corpus de obra pictórica que Sue Williams comenzó a desarrollar hacia la mitad de la década de los noventa, mezclando las representaciones más duras y ácidas de su obra anterior con la estilización de las figuras representadas, en las que se acusa una mayor voluntad de elegancia formal. Aparece en sus telas un nuevo paisaje, más silencioso, donde las figuras se distribuyen en el espacio de forma plana, casi bajo la forma de esquemas o, como el crítico Peter Schjeldahl ha escrito, «residuos de dibujos sin fin». En la obra que aquí nos concierne, a lo largo y ancho del cuadro, de fondo amarillo verdoso, Williams sitúa figuras humanas, esencialmente femeninas, trazadas a modo de dibujos que representan cuerpos distorsionados, en posturas imposibles, retorcidos de un modo caricaturesco, con los miembros dislocados o fuera de proporción. Los cuerpos de Williams parecen romperse para mostrar así hasta qué punto son estúpidos y vulnerables los apéndices corporales cuando se muestran como independientes del conjunto del cuerpo. Ello conforma una escena en la que la sexualidad se muestra de forma ácida, expresionista, fantasmagórica, con tintes lujuriosos a la vez que trágicos y humillantes, pero que a la vez denota una perspectiva que más bien surge «desde» la misma historia del arte. Adrian Dannat ha señalado que «la primera obra de Williams usaba y abusaba de la pintura con un propósito: subvertir las formas patriarcales tradicionales. Eran obras acerca de algo. Sin embargo, las nuevas obras parecen hablar sobre la propia pintura». El trabajo de Williams parece responder también a una relectura de la obra de caricaturistas satíricos como Honoré Daumier o William Hogarth, recogiendo el interés por casar sofisticación y vicio, crítica y deleite visual, ruido y silencio. En las obras más recientes de esta artista norteamericana, la transformación de las figuras, que van perdiendo profundidad y textura, a través de formas caligráficas –casi danzarinas grotescas– puede interpretarse como el resultado de su deseo de ahondar en conceptos –como la inescrutabilidad o el vacío– que vayan un poco más allá de un contenido supuestamente escatológico. Williams ha señalado que en sus nuevas pinturas lucha por «alejar su trabajo de lo literal», aunque su territorio estético siga definiéndose por la tensión sexual y el horror doméstico al que las mujeres son sometidas habitualmente.

Obras que te pueden interesar Obras que te pueden interesar