Volver
Nostalgia I, II, III
2009
Videoinstalación Nostalgia I: Video HD de un canal (color, sonido) Nostalgia II: Video HD de dos canales sincronizados (color, sonido) Nostalgia III: película de Super 16 volcada en Video HD (color, sonido)
Medidas: Nostalgia I: 4' 35'' Nostalgia II: 9' 49'' Nostalgia III: 31' 48'' Dimensiones variables
Referencia: ACF0548
Edición: 3/6
Imprimir ficha Imprimir ficha Añadir a Mi Colección Añadir a Mi Colección

Todo el mundo ha tenido alguna vez la necesidad de contar una historia, de compartir un acontecimiento, de revelar una experiencia. Y a partir de esas historias, sean imaginarias o surgidas de hechos reales, hemos construido nuestra realidad y nuestra visión del mundo. Pero, ¿cómo se forma una historia?, ¿qué influencia tiene la memoria sobre el acto narrativo?, ¿qué elementos narrativos determinan su comprensión e interpretación? Los trabajos audiovisuales de Omer Fast nacen de estas cuestiones. Su obra se nutre de historias y de testimonios que cuentan sus experiencias personales. Son relatos, y por ello caben pocas certezas, empezando porque se cuestiona el carácter de realidad o autenticidad. Fast emplea a menudo el formato de la entrevista como una estrategia para acercarse a la realidad, pero su intención no es la de descubrir la veracidad de unos hechos, sino la verdad que surge de las narraciones y representaciones. En sus películas y vídeos, escenificados a veces en instalaciones con varias proyecciones, el artista rescata historias de una gran variedad de personajes y sucesos, que ofrece al espectador tras un elaborado proceso de montaje. Fast manipula los personajes y altera las escenas, y como en una operación de reanimación, las historias cobran una nueva vida, adquieren nuevas secuencias o se recomponen con formas distintas. En todas ellas, el artista tiene la habilidad de conservar el original, pues aunque la narración resultante sea una completa ficción, está construida con las palabras y los gestos del narrador original, lo que le permite mantener un anclaje en el mundo real. Nostalgia (2009) es una producción emocionalmente intensa, con estructuras narrativas complejas y guion intrigante que establecen una relación ambigua con la realidad. Se basa en recuerdos de sucesos de violencia, dolor y pérdida, pero su representación está dirigida por la lógica de la ficción. En esta obra Omer Fast hace accesible la historia de un refugiado africano que pide asilo en Gran Bretaña. «Todas mis aptitudes, mis pensamientos, todo en mí está bloqueado en mi interior», dice al inicio del vídeo que abre la instalación. Aquí Fast, aunque con una ambición política más evidente, da rienda suelta a su habilidad narrativa y escoge un detalle anecdótico de las andanzas de su entrevistado con la guerrilla siendo un niño soldado para representar el drama de su historia. La construcción de una trampa rudimentaria con unos palos para cazar perdices se convierte en el hilo conductor de una sucesión de historias que se van enlazando en un juego de transferencias fílmico. Nostalgia está compuesta por tres espacios separados donde se proyectan, con formatos distintos, los tres capítulos de esta obra. El primer vídeo muestra a un hombre blanco vestido como un cazador o guardabosque construyendo la trampa mientras se escucha una voz que describe cómo se hace. En el segundo espacio, una doble proyección recrea con actores, como si fuera una prueba de casting, la entrevista al joven inmigrante africano que el artista había conocido en Londres. Durante el curso de la conversación, que se desarrolla en un clima tenso por las contradicciones del joven, éste recuerda cómo le habían enseñado a hacer una trampa. El tercer capítulo ingresa en el cine con un thriller de ciencia ficción. La decoración sitúa la escena en los años setenta, pero el desarrollo de los acontecimientos revela que la acción tiene lugar en el futuro. Gran Bretaña se encuentra en un estado de decadencia y sus habitantes intentan entrar ilegalmente en África, que se ha convertido en la tierra prometida. La historia de la trampa se repite, aunque cambiando de significado al ir adaptándose a distintos contextos, tal como las historias orales se han transferido a lo largo de los tiempos. Al final, la trampa es escogida como tema de una descripción por una escolar que debe hacer una presentación en clase sobre cómo se hacían las cosas antiguamente. La trampa es una metáfora de la transmisión de conocimientos y de experiencias. La historia del ser humano se ha nutrido de historias a través de las cuales ha podido conocer el mundo, y esas historias constituyen una necesidad de la que no puede prescindir.

Obras que te pueden interesar Obras que te pueden interesar