Volver
Llenar agujeros con agujeros II
Título original: Löcher mit Löchern stopfen II
1993
Cerámica pintada
Medidas: Obra completa montada: 77,5 x 105 cm
Referencia: ACF0523
Imprimir ficha Imprimir ficha Añadir a Mi Colección Añadir a Mi Colección

A lo largo de su obra, Asta Gröting ha recurrido en numerosas ocasiones a la forma circular. Muchas de sus obras constan de objetos cuyos límites coinciden con los de una circunferencia. Esta figura geométrica se manifiesta en las esculturas que representan elementos anatómicos –como Schlund (1992), un largo tubo que recuerda a un esófago– o en las que se alejan de referentes visuales conocidos para proponer ideas más abstractas, como las cuatro secciones de un cilindro de gran diámetro que componen Monde (1990). En el proyecto fílmico y escultórico que Gröting presentó con el título genérico de Eis (1995), unos patinadores sobre hielo evolucionan sobre la pista del estadio de Francfort, siguiendo una pauta notablemente circular y empujando objetos de la misma forma, como un inmenso anillo de espuma de poliestireno titulado Nest (1995). Más allá de lo que un análisis iconográfico de sus obras nos pueda indicar, la idea de ciclo, de sucesión continua de los acontecimientos, es un tema de insistente aparición en su obra. Löcher mit Löchern stopfen II consta de ocho elementos semejantes a platos de cocina, aunque de dimensiones mucho mayores a las habituales, que, apilados uno sobre otro, forman un cilindro vertical. Cada uno de estos elementos tiene un gran agujero cuyo centro coincide con el de la circunferencia exterior del objeto. La pieza, hecha en cerámica, está pintada de un intenso color dorado. El ordinal en números romanos que aparece en el título se debe a que existe otra obra con el mismo título realizada dos años antes que ésta. Entre ambas se pueden observar dos diferencias menores: la primera tiene siete elementos, y su acabado es de un uniforme color platino. La misma idea aparece también en otras obras de la misma época; Gehäufter Mangel (1992) es muy similar a la pieza perteneciente a la Colección de la Fundación ”la Caixa”, aunque consta de doce elementos que no están pintados. Mangelerscheinung (1992) utiliza un centenar de objetos similares –platos con un agujero en el centro–, pero de dimensiones menores y que, en lugar de estar apilados, están distribuidos de forma irregular por el suelo de la sala en la que se expone la pieza. Dentro del conjunto de la obra de Gröting, Löcher mit Löchern stopfen II comparte la recurrente idea de circularidad y de ciclo. Los sucesivos orificios que nos encontramos nos impelen a un movimiento continuo, similar al de su coreografía para patinadores sobre hielo, que recuerda la energía de rituales de invocación místicos como los de los derviches musulmanes. En última instancia, y según sugiere la herencia cultural occidental, el círculo que propone Gröting es la representación más pura de la perfección. Sin embargo, en este caso, el concepto está ampliado a la tercera dimensión física, la profundidad. La forma circular, el agujero, está presente a lo largo de todo el cilindro que componen los platos. Una nueva reflexión acerca de lo interior y lo exterior, de lo visible y de lo que ignoramos, se plantea aquí. Se trata de un esbozo abierto, como acostumbra a hacer Gröting, en el que se mezclan ideas sobre la propia concepción del arte, sobre sus formas y, más allá de estas producciones humanas, sobre la vida.

Obras que te pueden interesar Obras que te pueden interesar