Dónde estamos. Dónde podríamos estar

05/03/2020 - 21/06/2020

CaixaForum Barcelona

Es interesante pensar en las obras y en las prácticas artísticas como si fueran gestos que señalan lugares que antes no existían. Una especie de línea de la suerte que nos guía hacia un territorio al que no habríamos sido capaces de llegar sin el conocimiento de esas nuevas formas.

Este proyecto toma para su título unas palabras que Lucy R. Lippard ya empleó en uno de sus textos, [1] con las que se preguntaba acerca de unas prácticas artísticas que quizás en un futuro serían capaces de llevarnos hacia otra visión colectiva de lugar. <cite> Dónde estamos. Dónde podríamos estar</cite> es un proyecto de investigación y experimentación curatorial que plantea una revisión de nuestras formas de conexión con nuestro entorno, nuestro contexto y lugar, entendiendo estos conceptos como espacios con definiciones en transición y portadores, en esencia, de una larga cadena de recuerdos personales y culturales. Se trata de lugares que necesitan de la existencia implícita de un sujeto observador capaz de conectar y dar sentido a historias interrelacionadas, esas que nos hablan de cuestiones de género y de relaciones de poder, de una geografía y de economías transfiguradas o de una ecología vista como aquel ansiado hogar, una idea que ahora pervive tan solo en el recuerdo.

Para ello, esta propuesta investiga las relaciones que suelen mostrarse tras los gestos, relaciones escondidas bajo una conciencia ritualizada y que, siguiendo una serie de pautas y repeticiones sistemáticas, nos interpelan para resignificar la idea de ética colectiva. La exposición se transmuta así en un ecosistema gestual, un hogar en el que los ensamblajes de materialidades permiten que, en determinados momentos, surjan unos enunciados y no otros. Un medio en el que reivindicar un nuevo <i> allí</i> entendido como el lugar donde las cosas comienzan.

Las obras que dan forma a la muestra exploran tales conceptos y nos llevan a cuestionarnos sobre la posibilidad de un arte interactivo y procesual que, como Lippard relataba, pudiera acercarnos a una nueva articulación de lo social, en la que lo artístico nos devolvería la idea de futuro bajo la edificación de un arte de libre acceso que desafiase, se implicase, se preocupase y tuviese en cuenta la opinión del público para el que es realizado.[2]

Tal vez, y como ella vaticinaba, cualquier nuevo tipo de práctica artística debería tener lugar, al menos parcialmente, fuera del arte, aunque eso sea difícil, aunque el territorio esté cargado de peligro.

 

[1] Lucy R. Lippard, «Mirando alrededor: dónde estamos y dónde podríamos estar», en Paloma Blanco et al., Modos de hacer. Arte crítico, esfera pública y acción directa , Ediciones Universidad de Salamanca, Salamanca, 2001, pp. 51-71.

[2] Ibíd.

Dónde estamos. Dónde podríamos estar

Obras de la exposición