Colección ”la Caixa” de Arte Contemporáneo Selección de Enrique Vila-Matas

16/01/2019 - 28/04/2019

Whitechapel Gallery, Londres

Enrique Vila-Matas es el escritor que inicia una serie de cuatro exposiciones inspiradas en una selección de obras de la Colección ”la Caixa” de Arte Contemporáneo que se muestran en la Whitechapel Gallery de Londres. El proyecto de esta colaboración entre ambas instituciones busca un enfoque diferente a las exposiciones de colecciones de arte y encuentra, en la mirada de cuatro autores literarios, una alternativa radical a la interpretación del arte y a las lecturas de la colección.

‘Cabinet d’amateur’, una novela oblicua es el título del texto de Enrique Vila-Matas en el que reflexiona sobre el arte y su propia biografía mental y literaria a partir de las seis obras que ha elegido para protagonizar el relato que se desarrolla tanto en el escenario de la sala de exposición como en las páginas de la publicación. A través de una trama desgarrada, las seis obras reunidas explicaban oblicuamente mi trayectoria literaria, confirma el escritor.

El fugaz Cabinet –en el que participaron presencias reales, así como el negativo de ciertas imágenes, apariciones fantasmales y mucha intertextualidad– fue, además, un homenaje minimalista a Georges Perec en los cuarenta años de la publicación, en 1979, de su libro Un cabinet d’amateur, escribe Vila-Matas. La obra sobre la que pivota toda la exposición es la pintura I.G. de Gerhard Richter, una especie de gran reverso del retrato de una mujer, afirma. Para es escritor, esta obra interroga sobre el arte de la pintura del mismo modo que él reflexiona sobre la literatura en sus libros. A partir de este singular retrato, Vila-Matas va trazando una suerte de autobiografía literaria a la que incorpora Petite, la instalación en la que Dominique González-Foerster rememora su infancia como aparición en el presente; el vídeo La lección respiratoria, de Dora García, una artista también muy ligada al mundo literario; el autorretrato del artista Carlos Pazos, Milonga, al que se vincula por representar la nostalgia de una época que vivió su generación; también la pintura de Miquel Barceló Une poignée de terre (Un puñado de tierra), que elige para descender y bajar los pies a tierra, si bien contrapone esa perspectiva tan cálida y cercana a la que podría ser su tierra natal con la fría fotografía de las ruinas de Tebas que Andreas Gursky tomó desde lo alto para desprenderse del sentimiento de pertenencia y propiedad.

 

Colección ”la Caixa” de Arte Contemporáneo Selección de Enrique Vila-Matas

Obras de la exposición