Una cierta oscuridad

19/06/2018 - 05/01/2019

CAIXAFORUM BARCELONA

Una mañana de agosto de 1911, La Gioconda fue robada del Museo del Louvre sin que nadie se diera cuenta. Durante dos años, la pieza estuvo en paradero desconocido. Lejos de provocar que la gente no visitara el museo, curiosamente, aquella ausencia generó un efecto contrario: multitud de visitantes se acercaron ansiosos al Louvre para ver el vacío en la pared.

Comisariada por Alexandra Laudo, Una cierta oscuridad –tercera y última entrega de la edición 2017-2018 de Comisart– toma como punto de partida la historia de este robo histórico para explorar, desde el arte contemporáneo, conceptos tales como la opacidad, la ocultación o la ausencia. En este sentido, la exposición reúne obras de la Colección ”la Caixa” y del MACBA y otros contextos sensibles a estas temáticas, generando así una puesta en escena que, a medio camino entre el acto de desvelar y el de ocultar, nos invita a reflexionar sobre el abuso y exceso de imágenes en el mundo actual. Siguiendo un camino contrario, Una cierta oscuridad insiste en la potencia narrativa de aquello que no podemos ver, de aquello que simplemente podemos intuir o conocer desde su no-presencia; es decir, desde esa penumbra a la que alude el título. En definitiva, y como señala Alexandra Laudo, «la exposición especula sobre la posibilidad de ensayar, desde el ámbito artístico y curatorial, formas de resistencia al régimen ocularcentrista e hipervisual que caracteriza nuestra contemporaneidad».

Fiel a su referente inicial, así como a una narrativa curatorial que juega más con la expectativa que con la certeza, Una cierta oscuridad incorpora algunas piezas situadas voluntariamente fuera del espacio expositivo, ya sea en otros lugares de la ciudad de Barcelona o incluso en el ciberespacio. De nuevo en contraste con la idea de exposición al uso –con obras fácilmente accesibles– aproximarse a estos Puntos de fuga requiere una actitud proactiva, inquieta y curiosa. Quizás tan inquieta y curiosa como la de aquellos visitantes que, a inicios del siglo xx, fueron a contemplar la ausencia de la Mona Lisa en el Louvre.

La exposición reúne obras de Joan Brossa, José Maldonado, Christo, Tim Rollins, Juan Francisco Isidro, Pedro Mora, Hiroshi Sugimoto, Àngels Ribé, João Maria Gusmão + Pedro Paiva, Pedro G. Romero, Perejaume, Ira Lombardía, David Batchelor, Pol González Novell, Pedro Torres, Michèle Métail y Martin Parr.

Una cierta oscuridad cuenta con un catálogo digital que ofrece una extensa ampliación discursiva y textual a cargo de Alexandra Laudo. Además, la muestra incluye en sala una pieza gráfica que acentúa el símil narrativo entre el robo de La Gioconda y los contenidos de la exposición.

Una cierta oscuridad

Obras de la exposición