Sergio Prego
España, 1969
Volver
El trabajo de Sergio Prego (Fuenterrabía, 1969) experimenta con la noción de lo escultórico a través de la expansión del concepto de escultura en el espacio y la amplificación de la relación con el cuerpo. Prego se inscribe en la generación de artistas de la tradición escultórica de finales de la década de los noventa que reconoce la importancia de la performatividad a la hora de generar sentido y contexto en la obra. Entendiendo que la escultura se compone del gesto, la relación con el contexto y la localización en el espacio, incorpora el cuerpo como vector indispensable a través del cual se entiende el espacio y viceversa. La tecnología se convierte entonces en una herramienta clave para construir sus escenarios. Con Tetsuo, Bound to Fail (1998) inicia lo que será una serie de trabajos entre los que se incluyen Home (2001), Recoil (2002) o Black Monday (2008), que mediante un dispositivo de cámaras dispuestas en círculo, capturan simultáneamente un evento (el cuerpo del artista saltando, un liquido rosáceo saliendo de su boca, una explosión). Al editar las fotografías en un video, el resultado es una mirada centrípeta sobre el acto congelado: la perspectiva se multiplica, y las nociones tradicionales del espacio-tiempo quedan suspendidas. Esta preocupación por visibilizar y negociar los límites de la experiencia espacial también se comprueba en Yesland, I’m here to stay (2001), obra en la que el artista anda sobre los techos y paredes de una reconstrucción del espacio expositivo, la sala Montcada de la Fundación ”La Caixa”; o en Cowboy Inertia Creeps (2003), en la que vemos al artista reptar por estructuras urbanas de diferentes ciudades. En los últimos años, la deriva artística de Prego ha desarrollado arquitecturas neumáticas hechas de materiales translúcidos que invaden el espacio expositivo e invitan al espectador a recorrer su interior. Al caminar a través de la instalación, su interior se confunde con el de la sala, cuestionando la relación con el contexto arquitectónico y la materialidad del objeto. Sergio Prego se licenció en Bellas Artes en la Universidad del País Vasco y ha vivido durante más de diez años en Nueva York, período en el que trabajó en el estudio de Vito Acconci siendo el único artista de un equipo formado por ingenieros y arquitectos. En el 2012, recibió el premio Gure Artea en reconocimiento a su actividad creativa.
Julia Morandeira

Obras del artista en la colección Obras del artista en la colección

  • Hogar / 2001