Joseph Beuys
Alemania, 1921
Alemania, 1986
Volver
Beuys es, sin duda, uno de los artistas europeos que más influencia ha ejercido en el arte de la segunda mitad del siglo XX, y que más polémica ha generado en relación a sus propuestas sobre el papel que desempeñan el arte y la creatividad en nuestra sociedad. Su biografía tiene un significado muy especial en su experiencia artística. El mismo artista mitificó algunos capítulos de su vida, y los convirtió en temas de su obra. Desde sus primeros años de juventud Beuys demostró gran afición por las ciencias y por el arte, y optó por estudiar Medicina. Sin embargo, sus planes de estudio se frustraron al ser llamado a filas en 1941. Entró en acción en las fuerzas aéreas alemanas, como radiotelegrafista y luego como piloto. Su avión fue alcanzado por un proyectil ruso en Crimea y se estrelló durante una tormenta de nieve. Unos tártaros lo recogieron y cuidaron durante ocho días, cubriéndolo con grasa y envolviéndolo en fieltro. Aunque se duda de la veracidad de estos hechos, la historia se ha convertido en uno de los fundamentos de su mítica biografía y de su arte. Beuys explicó frecuentemente que su interés por la grasa y el fieltro como materiales de su obra escultórica surgió de esta experiencia. Después de la guerra ingresó en la Academia de Bellas Artes de Düsseldorf para estudiar Escultura, y se graduó en 1952. Hasta finales de la década, con un estado de ánimo marcado por la depresión y el agotamiento, produjo un ingente número de dibujos y xilografías, y se enfrascó en múltiples lecturas de filosofía, ciencia, poesía, literatura y ocultismo. En 1961 obtuvo la cátedra de escultura en la Academia de Düsseldorf, y durante los primeros años sesenta conoció a Nam June Paik y participó en las actividades del grupo Fluxus, que constituyeron un catalizador para sus propias acciones y para sus ideas sobre el modo en que el arte podía ejercer mayor influencia en la sociedad. Beuys se propuso ampliar el concepto tradicional del arte «de forma que pudiera abarcar cualquier actividad humana»; en este ideal se hayan los fundamentos de su obra y su filosofía. El artista predicó a lo largo de toda su vida la necesidad de integrar arte y vida para alcanzar un estado en el que el individuo pudiera vivir en armonía con su entorno social y natural. Consecuente con su filosofía y su ideal de reforma social, Beuys amplió sus actividades hasta llegar a implicarse en la creación de partidos políticos y grupos activistas. Su presencia carismática en diferentes actos públicos en los que predicaba la necesidad de reformas sociales, su docencia y su propia obra -acciones y esculturas con materiales artísticamente no convencionales- le reportaron un amplio reconocimiento internacional desde finales de los años sesenta, aunque también su despido de la cátedra en la Academia de Düsseldorf. Su reputación en el mundo del arte internacional se consolidó en 1979 con la exposición retrospectiva que le dedicó el Museo Guggenheim de Nueva York. Desde entonces y hasta su muerte, ocurrida en 1986, Beuys participó en numerosas exposiciones y viajó constantemente, trabajando para sus organizaciones políticas.
Nimfa Bisbe

Obras del artista en la colección Obras del artista en la colección

  • Se cuenta detrás del hueso -ESPACIO DE DOLOR / 1983