Marta Minujín
Argentina, 1953
Volver
Marta Minujín es una artista argentina nacida en Buenos Aires en 1943, considerada actualmente como una de las figuras más relevantes de la historia del arte contemporáneo en Latinoamérica. Su obra, de carácter multidisciplinar, se caracteriza por un imaginario pop y una voluntad participativa y crítica que la acercan tanto a los postulados del arte conceptual como a la condición vital del movimiento Fluxus. Tras estudiar Bellas Artes en varias escuelas de Buenos Aires, en 1961 Minujín obtuvo una beca del gobierno francés para viajar a París, donde descubrió la pintura informalista, su primer referente. En 1963 regresó a Francia, donde estableció contacto con los «nuevos realistas» y reafirmó tanto la base pop de su trabajo como su interés por el arte de acción. De ese momento destaca su primer happening, titulado Destrucción (1963), en el que sus esculturas eran manipuladas por los asistentes y luego quemadas. De nuevo en Argentina, el final de los sesenta i el principio de los setenta constituye un período de maduración en su trabajo, una época en la que la instalación ambiental y la performance colectiva se erigen como principales registros de presentación. Varias estancias en Nueva York durante esos años la conectan primero con el movimiento contracultural hippie, del que nace su fascinación por los ambientes psicodélicos, y posteriormente con el contexto artístico de Andy Warhol, con quien colabora en varias ocasiones. La evolución de sus happenings deriva hacia un tipo de práctica de marcado compromiso social. Desarrolla entonces dos líneas de trabajo que ella misma denomina «arte agrícola de acción», en el que combina arte y naturaleza, y «arte comestible», en el que tiende a sacralizar los mitos populares transformándolos en alimentos que se ofrecen a los asistentes. Propuestas como El obelisco acostado (1978) en la primera Bienal de São Paulo, El obelisco de pan dulce (1979) o La Venus de queso (1981) son algunos ejemplos de esta etapa. Otras dos constantes de su trabajo son la resistencia y el compromiso político, especialmente contra la dictadura argentina. En este sentido, hallamos proyectos de clara reivindicación ideológica, como Partenón de libros (1983), una réplica en hierro del monumento griego a escala real forrada con todos los libros prohibidos en Argentina durante la dictadura militar, o El pago de la deuda externa argentina en oro latinoamericano (1985), donde la artista entrega mazorcas de maíz a Andy Warhol. En Solving the International Conflict with Art and Corn (1996) escenifica un intercambio de mazorcas con una doble de Margaret Thatcher a modo de reflexión sobre el conflicto bélico entre Argentina y el Reino Unido por las islas Malvinas. A partir de los años noventa y hasta la actualidad, la obra de Marta Minujín ha sido objeto de una serie de revisiones históricas y de reconocimientos internacionales que la sitúan como una de las artistas pioneras del arte de acción en el ámbito mundial. Son buena prueba de ello la retrospectiva que el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) organizó en el 2010 («Marta Minujín. Obras 1959-1989») o su participación en grandes exposiciones colectivas como «Les années Pop» (2001) en el Centre Pompidou de París o «International Pop» (2015) en el Walker Art Center de Minneapolis. Actualmente, vive y trabaja en Buenos Aires.

Obras del artista en la colección Obras del artista en la colección

  • Partenón de libros / 1983