Judith Barry
USA, 1954
Volver
Licenciada por la Universidad de Florida en 1972, en la especialidad de arquitectura -disciplina que ha marcado significativamente la concepción espacial de su obra-, Judith Barry comenzó su trayectoria en la década de los setenta cultivando la performance, ámbito en el que a menudo examinaba temas como el voyeurismo y la mirada erótica -así como el papel de la mujer como sujeto y objeto de tal visión-, y en el que el propio cuerpo de la artista constituía el campo de experimentación conceptual y visual. La influencia que los movimientos y las teorías feministas de los setenta imprimieron a su obra se convertiría en una constante que ha estado presente en toda su trayectoria desde entonces. A principios de los años ochenta Barry se introdujo en el medio videográfico, que más tarde ampliaría pasando a las instalaciones audiovisuales y multimedia. A mediados de esa misma década comenzó a interesarse por las nuevas tecnologías nacidas alrededor de la informática, en especial por la generación de gráficos por ordenador. Judith Barry reconoce sus vínculos con las últimas formas del arte conceptual de los años setenta, cuestionando en buena medida determinados discursos como, por ejemplo, el minimalismo, del que critica el hecho de que proyecte únicamente «visión», en lugar de proponer «percepción». El cuerpo -principalmente el femenino- se convierte, así, en un instrumento que le sirve para plantear estas cuestiones, estableciendo un diálogo difícil de eludir por parte de la audiencia. Las obras de Barry poseen una fuerte presencia teatral, que a menudo obliga al espectador a responder visceralmente ante imágenes y visiones poco amables del cuerpo y del modo en que éste se inserta en el espacio. Los trabajos de Judith Barry han estado y están presentes en prestigiosas galerías, certámenes y museos internacionales.
Jorge Luís Marzo

Obras del artista en la colección Obras del artista en la colección

  • Imaginación muerta imaginad / 1991