Antoni Clavé
España, 1913
Francia, 2005
Volver
Exiliado en Francia tras la Guerra Civil, Antoni Clavé (Barcelona, 1913 - Saint Tropez, 2005) alternó su producción pictórica y escultórica con notables incursiones en el mundo de la ilustración, así como en el terreno de la escenografía para ballet, teatro y, sobre todo, cine, donde alcanzaría gran notoriedad internacional tras ser nominado a los premios Oscar por su trabajo en la película Hans Christian Andersen (1952) de Charles Vidor. A mediados de la década de los cincuenta comienza a adentrarse en el terreno de la abstracción, aunque sin abandonar por completo las referencias figurativas. Las obras de Clavé se caracterizan por un uso muy variado de técnicas tan diferentes como el papier froissé –papel arrugado con aplicaciones de aerosol–, los encolados o las rasgaduras sobre la superficie de la tela. A todo ello incorporaba un significativo conocimiento acerca del color y sus posibilidades expresivas. Los motivos iconográficos del artista durante los años cincuenta y sesenta rememoran los cuadros de Dubuffet y Klee, aunque también las máscaras de origen africano y oceánico, según pone de manifiesto Roi (1958). Por último, a finales de la década de los setenta, algunas de sus pinturas añadirían, junto a los valores plásticos antes señalados, una intencionalidad de compromiso político con la situación histórica de Cataluña, tal y como expresa Volem l’Estatut (1977).
Valentín Roma

Obras del artista en la colección Obras del artista en la colección

  • Rey / 1958

  • Queremos el Estatuto / 1977