Mario Merz
Italia, 1925
Italia, 2003
Volver
Tan solo dos años después de que Mario Merz se matriculase para cursar estudios de medicina estalló la Segunda Guerra Mundial. Durante el conflicto bélico Merz militó en el grupo antifascista Justicia y Libertad, por lo que iría a la cárcel en 1945; y fue allí donde empezó a dibujar. Un año más tarde, ya en libertad, entró en contacto con los artistas informales de Turín. A través de ellos se interesó decididamente por el arte y empezó a pintar a partir de 1950 bajo la influencia del informalismo. En 1968 realizó su primer iglú, que desde entonces sería una marca distintiva de su obra. Como él mismo ha declarado, el iglú nace de la necesidad de desligarse de la pared y del cuadro trabajando sobre una forma que sea autónoma. Aquel mismo año, Germano Celant aglutinó su trabajo, el de Jannis Kounellis, Luciano Fabro y Michelangelo Pistoleto con la denominación de arte povera. En principio, el rasgo fundamental del arte povera era el uso de materiales pobres y efímeros, pero este término se refería asimismo a la pobreza en tanto que simplicidad: simplicidad de elementos, de ideas y de formas. La obra de Mario Merz utiliza elementos y formas simples, como el iglú, al mismo tiempo que se caracteriza por el uso de los denominados «materiales pobres». Mario Merz desarrolló una extensa carrera artística, y es una de las figuras puntales del arte del siglo XX.
David G. Torres

Obras del artista en la colección Obras del artista en la colección

  • El camino para venir aquí / 1986