Martin Kippenberger
Alemania, 1953
Alemania, 1997
Volver
La obra del alemán Martin Kippenberger se define no solo por la multiplicidad de medios en los que se desenvolvió durante toda su trayectoria, sino por la adopción de caminos aparentemente aledaños al mundo del arte y, a menudo, contrarios a presunciones sociales, también dentro de la propia esfera del arte. Sus ámbitos de acción incluyen la pintura, la escultura, la música, la performance, la fotografía, la instalación y la publicación. En relación con su obra, un buen número de críticos ha señalado las influencias del dadá, de Joseph Beuys, Gerhard Richter, Wolf Vostell o Sigmar Polke. Tras iniciar estudios artísticos en Hamburgo en 1972, seis años más tarde Kippenberger hizo su presentación pública en el mundo artístico y musical underground de Berlín, concitando a su alrededor a una buena parte de los creadores que se convertirían en conocidos pintores del neoexpresionismo alemán durante la década siguiente. En los años ochenta, el artista adoptó la pintura como su medio principal de expresión. Sus obras de esta época son lienzos bruscamente pintados con imágenes tomadas de publicaciones populares y medios de comunicación, y con textos superpuestos, asumiendo composiciones procedentes de la abstracción, del constructivismo o del minimalismo. Kippenberger parece reflexionar así sobre el estilo como fenómeno social e histórico, y no únicamente artístico. Esta concepción apropiacionista de la obra se evidenciaría también en sus instalaciones y esculturas posteriores, siempre combinada con la presencia de un humor ácido a la hora de tratar temas sociales y políticos.
Jorge Luís Marzo

Obras del artista en la colección Obras del artista en la colección

  • Ámame y abandóname y déjame estar solo / 1989